CONSEJOS PARA VIAJAR

Los Consejos de Volaresfacil...

COMO SUPERAR EL JET LAG

  • Si se viaja en dirección este, acostarse una o dos horas antes los días anteriores ayuda al cuerpo a aclimatarse al nuevo horario. En caso de viajar hacia al oeste, conviene aguantar un poco más por la noche.

  • Nada más entrar en el avión, ¡fuera reloj! Y al llegar al destino, conviene ponerlo en la hora local de inmediato y actuar en consecuencia.

  • Si se vuela hacia el oeste (por ej., el Caribe o Estados Unidos) no está de más intentar encontrar un vuelo que aterrice a medio día o por la tarde, para aguantar despierto hasta primera hora de la noche sin demasiados problemas.

  • La luz natural ayuda a ajustar el ritmo interno del cuerpo. Un breve paseo al aire libre, un café en una terraza... Estar al aire libre acorta el tiempo de adaptación.

  • Cuidado con las siestas: mejor evitarlas o bien limitarlas a un máximo de 20 minutos.

  • Al dormir, sea en el avión o al llegar al hotel, conviene usar antifaz. Cuanta menos luz se reciba, más profundo es el sueño.

  • El ejercicio suave alivia los síntomas del jet lag, elevando los niveles de energía y procurando un sueño más reparador. Pero cuidado con el ejercicio intenso: si se hace tres horas antes de irse a dormir, dificulta el sueño. Lo mejor es dar un paseo largo.

  • La alimentación ayuda a regular el cuerpo. Las comidas proteicas (carne, pescado, huevos, soja) proporcionan más energía, mientras que las ricas en carbohidratos (pan, pasta, arroz) potencian la somnolencia.

  • Hay complementos que alivian las molestias del jet lag. Por ejemplo, tomar complementos de vitamina B12 las dos semanas anteriores y la posterior al viaje; un extra de vitamina C en los dos días anteriores y posteriores y una dosis de potasio diaria (basta con tomar un plátano diario o un zumo de naranja) son buenas alternativas.

  • Es mejor evitar la cafeína, ya que da energía, pero luego produce un descenso brusco de la misma.

  • Cuidado con el alcohol: es cierto que ayuda a conciliar el sueño, pero hace que sea menos profundo y reparador, restándole calidad.

  • Infusiones o cápsulas de valeriana y pasiflora, tomadas una hora antes de irse a dormir, inducen al descanso.